2,3 Billones de pesos para la educación superior pública en Bogotá

Recibimos una grata noticia para la financiación de la educación superior pública de Bogotá. La nueva Estampilla Universidad Distrital Francisco José de Caldas recaudará con seguridad 2,3 billones de pesos durante 30 años, según las proyecciones de la Secretaría Distrital de Hacienda. Impulsamos esta financiación convencidos de que las oportunidades para los jóvenes se abren hoy si las universidades son más asequibles. Y, por supuesto, apostamos por la única universidad pública de Bogotá porque sabemos que Con Educación Todo Se Puede, pues la educación encarna el motor de la movilidad social y la equidad

Lunes 11 de febrero de 2019

A pesar de las críticas y el escepticismo que suscitó la aprobación de la nueva Estampilla gracias al Acuerdo Distrital 696 de 2017, ésta logró recaudar $ 39.756 millones durante el año 2018. La propia Universidad Distrital recibirá $ 34.773 millones de pesos y la Sede Bogotá de la Universidad Nacional de Colombia recibirá 4.982 millones. Hoy podemos afirmar que nuestro trabajo juicioso y constante comenzó a rendir sus frutos

Por una parte, la Universidad Distrital puede financiar así la construcción de nuevas obras clave en sus sedes, nuevos laboratorios, nuevos doctorados y bibliotecas, entre otros proyectos, con un monto de $ 26.822 millones. Todos estos son recursos necesarios para el proceso de re-acreditación que se aproxima. Además, los restantes $ 7.951 millones serán destinados al pasivo pensional.

En conjunto, estos ingresos superaron el monto contemplado en el Presupuesto Distrital 2018, y acallaron así los rumores de que la Universidad terminaría desfinanciada por cuenta de la aprobación de la estampilla. De hecho, el recaudo es superior al monto recaudado en años anteriores.

La Sede Bogotá de la Universidad Nacional de Colombia, por su parte, podrá invertir cerca de $ 5.000 millones para la recuperación y mantenimiento de sus 27 bienes de interés cultural nacional, así como para la recuperación de la planta física de la Ciudad Universitaria, y la construcción de nuevas edificaciones en la histórica Ciudad Blanca. El distrito capital asumió así una responsabilidad que la nación prefiere ignorar

Para el año 2019, el recaudo por Estampilla es todavía más prometedor, y ascenderá a $ 47.000 millones de pesos. Pero se hace necesario que la Universidad comience a mostrar los resultados de su gestión, a la cabeza del nuevo rector, y podamos sentir con contundencia que quedaron atrás los oscuros años de desgobierno y saqueo por cuenta del carrusel de la contratación.

De hecho, durante la vigencia de la estampilla, más de $ 400 mil millones llegarán a financiar directamente el plan de espacios físicos educativos, tales como la Fase II de Aduanilla de Paiba, la ampliación de la sede Sabio Caldas, la construcción de los laboratorios de La Macarena Sede B, la expansión de la Facultad de Artes, y la compra de nuevos predios. Las obras deben comenzar a verse ante la comunidad académica.

No debemos dejar de señalar, sin embargo, que esta financiación pudo ser mayor, de no ser por la erosión que sufrirá el recaudo por una decisión populista de algunas bancadas del Concejo de Bogotá que, durante la discusión del Acuerdo, incluyeron la exención de aquellas órdenes de prestación de servicio inferiores a 315 Unidades de Valor Tributario –UTV-. En otras palabras, las órdenes de prestación de servicios de menos de 10 millones de pesos no son gravadas por la Estampilla, y le restaron al recaudo un valor importante, a pesar de que muchos de sus promotores aseguran de dientes para afuera ser abanderados de la educación pública y se arrogan los logros de la comunidad estudiantil ante el Ministerio de Educación el año pasado.

Todo lo anterior nos plantea nuevos retos, y continuaremos el trabajo arduo y conjunto con la administración distrital y las universidades que hemos venido adelantando desde hace dos años, para hacer seguimiento a la Estampilla y hallar nuevos caminos de financiación para la educación superior pública de Bogotá. Además, daremos a conocer al público los proyectos y los beneficios específicos que la financiación de la Estampilla traerá a todos los jóvenes bogotanos. Nuestra gestión se ha materializado en hechos visibles, no se ha quedado en discursos.

Este impulso provendrá de un mayor número de contratos que son gravados con la tarifa del 1,1 % que comenzó a regir desde el año 2018, mientras los contratos gravados con la tarifa del 1 % de la antigua Estampilla –firmados del 2017 hacia atrás-  serán menores en número.

¿Qué es el Concejo?

¿Qué es el Concejo?

Plan Anticorrupción

Plan Anticorrupción

Gestion Pública Transparente

Gestion Pública Transparente

El Concejo en imágenes

El Concejo en imágenes

Convocatorias

Convocatorias

Periódico Digital

Periódico Digital

Boletín Diario

Boletín Diario

Informes de Gestión

Informes de Gestión

Defensor al ciudadano

Defensor al ciudadano

Intranet

Intranet

Sindicatos

Sindicatos

Secop

Secop

Youtube Concejo de Bogotá

Youtube Concejo de Bogotá

Youtube Concejo de Bogotá Sesiones

Youtube Concejo de Bogotá Sesiones

Bancadas Informales

Bancadas Informales

Directorio Telefónico

Directorio Telefónico