Usted está en: Portada | Concejales | Lucia Bastidas
Jueves 19 de octubre de 2017
La seguridad una prioridad

La seguridad una prioridad

H.C. Lucia Bastidas

Quiero destacar el hecho de que hoy la Secretaría de Seguridad dispone de un cupo de endeudamiento por 234.138 millones de pesos que permitirán solucionar problemas críticos que han venido afectando la seguridad de la ciudad.

De esos recursos, 134.138 corresponden al cupo de deuda que aprobamos en el Concejo en el 2016 y 100.000 millones a la nueva autorización, con destinación específica para terminar la sede de la Policía Metropolitana, convertida en un elefante blanco desde hace varios años.

 

Quiero detenerme en el análisis de la inversión, área por área, porque las inversiones que se harán con estos recursos demuestran la importancia de la decisión del Concejo de autorizar el nuevo cupo, que no fue improvisada sino pensando en los altos intereses de la ciudad.

 

La primera que quiero destacar es la compra de 4.000 cámaras de seguridad para la ciudad, que tendrán una partida de 159.632 millones de pesos. Por fin, después de más de una década de promesas de compras de cámaras, la ciudad podrá instalar en la ciudad estas ayudas tecnológicas para mejorar el trabajo en seguridad.

 

Es el programa que más recursos tendrá del cupo de crédito destinado a seguridad, absolutamente justificado para apoyar el trabajo de las autoridades. Ya está en marcha el proceso licitatorio. Y hay que contarles a los bogotanos que la inversión incluye la conectividad del sistema de video vigilancia y la energización de los nuevos puntos donde se instalarán las cámaras.

 

No puedo dejar de mencionar la importancia que tiene para la ciudad, que de estas partidas, una de 16.000 millones de pesos se dirija a la construcción de un Centro de Atención Especializada en Ciudad Bolívar, una zona vulnerable de la ciudad que requiere de mucha atención, pues es una de las más críticas en temas de seguridad.

 

Fundamental también la destinación de 4.000 millones de pesos para la construcción de una casa de justicia en la localidad de Santa Fe, en el centro de Bogotá, que todos sabemos la importancia que tiene, dentro del proceso de recuperación del centro, que debe comenzar con los temas de seguridad, justicia y convivencia.

 

Dejé para el final la mención a dos obras que son críticas y que esta administración decidió terminar porque, a pesar de las irregularidades que cometieron administraciones pasadas en su ejecución, ya se invirtieron recursos públicos y hay que ponerlas al servicio de la ciudad.

 

La primera es la estación de Policía de Usaquén, que tendrá del cupo 7.512 millones de pesos. Hay que terminar el reforzamiento estructural y ejecutar las instalaciones técnicas complementarias y de servicios públicos para poderla entregar al servicio de la ciudad.

 

Finalmente está la terminación de la sede de la Policía Metropolitana de Bogotá, que es un elefante blanco que se contrató en el 2008 y debió entregarse en mayo del 2011. Hay que solucionar los problemas técnicos que tiene la edificación porque ya se le han invertido más de 30.000 millones de recursos públicos y no se puede dejar perder ese patrimonio.

 

Mientras tanto esperamos que las investigaciones penales de la Fiscalía terminen en condena a los responsables de este descalabro de contratación.

 

Bogotá tiene que seguir adelante y obrar con responsabilidad como lo está haciendo la actual administración para mejorar los indicadores de seguridad.