La seguridad y la convivencia en TransMilenio depende de todos

Los colados, la incultura ciudadana, la reventa de tarjetas y la falta de prevención efectiva de los problemas de salud mental afectan la seguridad de TransMilenio. Y lo peor es que las acciones positivas que se realizan no se le comunican a la ciudadanía.

Jueves 9 de agosto de 2018

Es el caso de la Policía. A diario se realizan entre 10 y 8 capturas, y los bogotanos no solo no se enteran, sino que las decisiones judiciales de dejarlos en libertad impactan la seguridad, porque estos delincuentes siguen actuando impunemente.

Y además de que las acciones de las autoridades no se ven, un factor que impacta la seguridad es que no se hacen sanciones sociales. Este año han impuesto 6.400 comparendos por infracciones al Código de Policía y no pasa nada con esos infractores.

Es importante que les impongan medidas como la limpieza de estaciones, parques y portales para que sepan que hay efecto cuando cometen una infracción, o se cuelan en el sistema. Los colados dañan la infraestructura, por ejemplo los motores que operan las puertas cuando las bloquean con los pies.

 Al sistema se le invierten diariamente 24 millones en su mantenimiento por los actos violentos y destructivos.

Y ese es el otro problema grave. Los colados afectan a la empresa, a los usuarios y a la seguridad, pero son los mismos pasajeros los que muchas veces reaccionan en contra del policía o la persona que le llama la atención a un colado. Los bogotanos manejamos una doble moral porque por un lado se piden medidas y por el otro se apoya a los infractores.

Allí hay un problema de falta de cultura ciudadana, que es una bomba de tiempo en TransMilenio. Lo que se vive a diario en el sistema es no me importa el otro.  La incultura que vemos en TransMilenio muestra que fracasamos todos en la formación de los ciudadanos. Y fracasó la empresa con sus campañas en las que ha invertido 20.000 millones de pesos.

Y a eso se suman prácticas como la reventa de pasajes, que se sigue presentando a pesar de las denuncias, y no nos han contado si la empresa que las maneja tiene alguna responsabilidad. Esa reventa afecta a la empresa a los usuarios y la seguridad en el sistema.

A veces parece que no hubiera doliente en TransMilenio para atender las inquietudes de los usuarios y las denuncias, y eso afecta la seguridad del sistema.

A todo esto se suma que las comunicaciones de la administración son pésimas. Por ejemplo, cómo es posible que la ciudad no sepa que sancionan a 20 colados al día y que este año han impuesto 6.400 comparendos del código de Policía y que hasta junio iban 1.212 capturas por diferentes afectaciones al sistema.

Y un tema que no se puede ignorar es el impacto que tiene la falta de prevención en salud mental en el comportamiento que las personas tienen en TransMilenio. No estamos trabajando suficientemente en ese tema que se refleja en intolerancia en las estaciones, buses y portales.

La seguridad y la convivencia son derechos que dependen de la acción de todos: de la Empresa, de la Policía y de los usuarios.

Es fundamental que la administración adelante una verdadera estrategía comunicativa que sea efectiva y le cuenten la los bogotanos lo que se esta haciendo en obras, infraestructura, seguridad y los controles para impedir la inseguridad en trasmilenio.

LUCIA BASTIDAS

CONCEJAL DE BOGOTA

¿Qué es el Concejo?

¿Qué es el Concejo?

Le explico el Acuerdo

Le explico el Acuerdo

Plan Anticorrupción

Plan Anticorrupción

Gestion Pública Transparente

Gestion Pública Transparente

El Concejo en imágenes

El Concejo en imágenes

Convocatorias

Convocatorias

Periódico Digital

Periódico Digital

Boletín Diario

Boletín Diario

Informes de Gestión

Informes de Gestión

Defensor al ciudadano

Defensor al ciudadano

Intranet

Intranet

Sindicatos

Sindicatos

Secop

Secop

Youtube Concejo de Bogotá

Youtube Concejo de Bogotá

Youtube Concejo de Bogotá Sesiones

Youtube Concejo de Bogotá Sesiones

Bancadas Informales

Bancadas Informales

Directorio Telefónico

Directorio Telefónico