Las inconsistencias del nuevo protocolo para las movilizaciones en Bogotá

El nuevo protocolo para las manifestaciones que se viene implementando en Bogotá ha presentado importantes inconsistencias que deben ser evaluadas al momento de analizar la medida. El concejal Óscar Ramírez Vahos resaltó que el protocolo se ha caracterizado por una improvisación mediática y que este no tiene un peso de acto administrativo y técnico real

Martes 18 de febrero de 2020

Ramírez Vahos mencionó algunos de los problemas más relevantes de esta medida y afirmó que el caos, el vandalismo y las autoridades de manos atadas, son algunos de los resultados que está dejando esta medida de la Alcaldía de Claudia López.

El concejal destacó que, en la práctica, estos lineamientos no cuentan con los requerimientos para la debida implementación, y mencionó los siguientes problemas en la medida:

1. No hay funciones ni responsabilidades entre actores:

En relación con las responsabilidades y roles, el cabildante indicó que no hay claridad sobre el personal y los actores vinculados, lo que genera una apuesta por aplicar una estrategia de desescalamiento en situación inciertas y sin roles definidos. Esto deja en evidencia la falta de un manual de procesos y procedimientos con tareas claras.

2. No hay capacitación para las madres gestoras de paz:

Con respecto al trabajo que realizan las madres gestoras, Ramírez mencionó que “esto supone que la Alcaldía de Claudia López auspicia que personas sin formación en resolución de conflictos sean la medida inicial para tratar a vándalos y encapuchados”.

Además, destacó que las madres no tienen un vínculo directo con la Administración y no cuentan con protección de ARL para ejercer su función. 

3. ¿Improvisación con la Fuerza Disponible?

Uno de los elementos relevantes es que la Fuerza Disponible no está equipada para realizar actos de contención frente a las manifestaciones, tal y como lo propone el “nuevo protocolo”.

Además, no hay criterios técnicos ni protocolos de actuación frente a eventos de emergencia que pongan en riesgo la vida e integridad de la ciudadanía y la Policía.

“Este protocolo parece que se inclina por exaltar al que perturba al orden público y poner como carne de cañón a las autoridades”, agregó Ramírez Vahos.

4. El nuevo protocolo no tiene el alcance para ser un Acto Administrativo

Con relación a este tema, el concejal mencionó que se necesita que el protocolo sea expedido y sustentado en un documento técnico que establezca claramente los lineamientos, roles y protocolos de actuación, para evitar a toda costa los atentados contra la vida e integridad de quienes participen en las movilizaciones.

Finalmente, pidió a la Alcaldía mayor responsabilidad con los ciudadanos: “No puede ser que se le entregue la ciudad a los vándalos por horas, mientras se activa un protocolo pedagógicamente valioso, pero obsoleto”, concluyó Ramírez Vahos.

Rendición de Cuentas

Rendición de Cuentas

Informes de Gestión

Informes de Gestión

Transparencia y Acceso a la Información Pública

Transparencia y Acceso a la Información Pública

Gestion Pública Transparente

Gestion Pública Transparente

El Concejo de Bogotá en TV

El Concejo de Bogotá en TV

Youtube Concejo de Bogotá Sesiones

Youtube Concejo de Bogotá Sesiones

Periódico Digital

Periódico Digital

El Concejo en imágenes

El Concejo en imágenes

Bancadas Informales

Bancadas Informales

Sindicatos

Sindicatos

Intranet

Intranet

Directorio Telefónico

Directorio Telefónico