Usted está en: Portada | Concejales | Yezid García
Viernes 26 de abril de 2013
Razones para aprobar el cupo de endeudamiento

Razones para aprobar el cupo de endeudamiento

H.C.Yezid García

El concejal Yezid García, radicó PONENCIA POSITIVA al Proyecto de Acuerdo 094 de 2013 con el cual la Administración Distrital espera que el Concejo le apruebe un cupo de endeudamiento por $4,3 billones.

“Bogotá tiene el mejor escenario y cumple con los requisitos legales, jurídicos, financieros, fiscales y técnicos para la adquisición de un crédito que le permita a la ciudad avanzar en el desarrollo y mejora de sus problemas de movilidad, e inversión social” precisó el concejal García Abello, cuyos argumentos se sustentan en los siguientes aspectos:

 

Primero. El cupo de endeudamiento de $4,3 billones se destinará principalmente para los sectores más afectados de la capital. Primordialmente, el de movilidad cuya inversión será de $3,626 billones. Megaobras como los metrocables, metro ligero, metro pesado y las fases posteriores de TransMilenio, entre otras, tendrían un fuerte impacto positivo en la movilidad. Son obras necesarias y urgentes para los sectores más vulnerables de la ciudad. Obras que no podrían realizarse de otra forma, ya que dichos sectores no podrían cancelar un cobro de valorización y no se pueden dejar a su suerte, atrasándolos en el desarrollo.  Los $674 mil millones restantes se invertirán en el sector social, con obras de igual impacto en educación, salud y hábitat.

 

Segundo. Generar Inversión acudiendo a un cupo de endeudamiento es una de las formas menos onerosa, más democrática, justa y equitativa de generar desarrollo, sin acudir a otras fuentes de financiamiento como la valorización, que como quedó demostrado con el Acuerdo 180 de 2005, generó cobros a sectores que hoy no tienen capacidad de pago y que al no acudir a una figura como el cupo de endeudamiento, se verían condenadas al atraso social y de infraestructura.

 

Generar Inversión a través del crédito permite que se hagan las obras para el desarrollo de Bogotá, sin aumentar, ni afectar la tributación que hoy están realizando los bogotanos anualmente. No se causará presión fiscal adicional a los contribuyentes de impuesto predial, vehículos, semaforización, ICA y otros, que constituyen fuentes de ingresos en Bogotá por cerca de 2,6 billones de pesos al año.

 

Tercero. De acuerdo a la Ley 358 de 1997, que establece las reglas y parámetros que deben tener las entidades territoriales para poder solicitar créditos,  Bogotá tiene actualmente los niveles más óptimos de capacidad de endeudamiento y capacidad de pago. Aún en caso de darse el endeudamiento por $4,3 billones, los indicadores se mantendrían por debajo de los límites permitidos.

 

En el año 2016 el indicador de capacidad de pago llegaría a 4,74%;  y para sostenibilidad de la deuda, a 55,83%, ubicándose por debajo de los niveles máximos permitidos, que son del 40% y 80% respectivamente.

Cuarto. El Distrito Capital cuenta con las mejores calificaciones Triple A (AAA) otorgadas por las sociedades calificadoras de riesgo locales Fitch Ratings y BRC Investor Services S.A., la cual es la máxima calificación crediticia de la escala local, lo que traerá enormes beneficios como la disminución de las tasas de interés y mayores plazos para el pago de su deuda.

 

De otra parte, según la sustentó la Secretaría de Hacienda, se presenta un panorama inmejorable debido a que las tasas de interés locales y externas se mantienen a la baja, lo que nos da una enorme posibilidad de adquirir crédito barato para las obras de inversión que se tienen contempladas realizar con el cupo de endeudamiento.

Quinto. Bogotá no puede ser ajena a la crisis económica. La economía mundial creció 3,2% en el año 2012 y se espera un crecimiento mediocre de 3,5 para este año. La aprobación del cupo de endeudamiento para la construcción de las obras planteadas en el Proyecto de Acuerdo 094 de 2013, traería consigo un impacto positivo en la reactivación de sectores productivos del pais, por cuanto la ciudad representa algo más del 25% del PIB nacional. Los efectos que traería la inversión de 4,3 billones de pesos en la producción, el desarrollo y el empleo de Bogotá, tendrían una variación positiva en cerca del 3,1% del PIB de la ciudad.

 

Sexto. De no aprobarse el cupo de endeudamiento, estarían en vilo los recursos aprobados por la nación en el CONPES 3677 por cerca de 7,8 billones y cerca de 1 billón de aporte de la Gobernación de Cundinamarca, para un total aproximado de 8,8 billones de recursos que dejarían de invertirse en la ciudad.

 

Contacto:

Claudia Lucía Mantilla

Cel: 311 210 0120