21 billones de pesos pretenden ganarse quienes demandan a Bogotá

Demandar a la administración pública es un negocio redondo que le apunta a conseguir recursos a costa del erario público. Y si bien, hay muchas demandas que buscan el respeto a derechos colectivos e individuales y a resarcir daños, también lo es que muchos buscan pescar en río revuelto o ponerle palos en la rueda a los proyectos públicos

Viernes 21 de junio de 2019

Lo demuestra el hecho de que al gobierno del alcalde Enrique Peñalosa le han instaurado 44 demandas que apuntan a paralizar proyectos clave del Plan de Desarrollo. Acciones populares y demandas de nulidad figuran en la lista de los pleitos en los que la Alcaldía se ha tenido que defender.

La sstematicidad en la estrategia de demandar para paralizar se nota en proyectos como la primera línea del metro o la construcción de TransMilenio por la carrera 7ª, que han sido objeto de cinco demandas cada uno. En el caso de metro ninguna ha prosperado y en el de la 7ª lograron a pocos días de adjudicar la licitación que un juez paralizara el proceso.

Hoy contra la ciudad hay 33.000 diferentes tipos de demandas que tienen en juego pretensiones por 21 billones de pesos, casi un presupuesto anual de la ciudad. La ciudad está ganando el 90 por ciento de los procesos y en los últimos tres años se han ahorrado 3,4 billones de pesos por demandas que se ganaron.

Lo que se ha evidenciado en el actual gobierno es que no solo está en juego el dinero como recurso público, sino las obras estratégicas para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, por el modus operandi de pedir medida de suspensión, mientras hay fallo de fondo.

Eso a todas luces tiene la intencionalidad de paralizar porque de sobra sabemos que en el contencioso administrativo, que es la instancia ante la que se demanda y en la que la ciudad se tiene que defender, se demora hasta 10 años en expedir una sentencia de fondo, y otros diez para resolver una apelación. Lo demuestran los fallos del río Bogotá y de los cerros orientales, que tardaron 20 años para tener sentencias definitivas.

Por eso el tema crítico en este asunto de las demandas es la capacidad técnica que tienen los jueces para valorar las obras que llegan a sus despachos. Los demandantes abusan del reclamo de derechos y ya con eso los jueces dejan de lado el tema técnico y se apuran a dictar medidas cautelares mientras fallan de fondo.

Hoy en Bogotá están en juego obras estratégicas por más de 46 billones de pesos, y podrían estar en riesgo por la falta de conocimiento técnico de los jueces. Es fundamental que entiendan la magnitud de lo que está en juego, las pretensiones individuales de los demandantes, que utilizan los derechos colectivos como caballito de batalla para lograr sus intereses no pueden dar al traste con el desarrollo de la ciudad.

¿Qué es el Concejo?

¿Qué es el Concejo?

Plan Anticorrupción

Plan Anticorrupción

Gestion Pública Transparente

Gestion Pública Transparente

El Concejo en imágenes

El Concejo en imágenes

Ordenes al Merito y Convocatorias

Ordenes al Merito y Convocatorias

Periódico Digital

Periódico Digital

Rendición de Cuentas

Rendición de Cuentas

Informes de Gestión

Informes de Gestión

Defensor al ciudadano

Defensor al ciudadano

Intranet

Intranet

Sindicatos

Sindicatos

Secop

Secop

El Concejo de Bogotá en TV

El Concejo de Bogotá en TV

Youtube Concejo de Bogotá Sesiones

Youtube Concejo de Bogotá Sesiones

Bancadas Informales

Bancadas Informales

Directorio Telefónico

Directorio Telefónico